ESCRITURA EGIPCIA

La escritura egipcia tenía cuatro formas: jeroglífica, hierática, demótica y copta.

·   La escritura jeroglífica (en griego, hiero significa 'sagrado', glyphos 'escritura') se utilizaba casi exclusivamente para las inscripciones sagradas.

·   La escritura hierática (hieratika en griego significa 'sacerdotal') se utilizó para textos religiosos. Es la forma cursiva de la escritura jeroglífica.

·  La escritura demótica (demotikos en griego significa 'popular') se utilizó para temas privados, jurídicos, administrativos y de la vida común. Aparece a     partir del siglo VII a.C., siendo muy frecuente en la época grecorromana. El demótico fue utilizado para escribir los pápiros, también para fines     monumentales en estelas funerarias ( Piedra Rosetta).

·   La escritura copta es la transcripción del egipcio a caracteres griegos, con algunos signos del demótico.

ESCRITURA JEROGLÍFICA

Los signos jeroglíficos pueden agruparse en tres clases: Fonogramas, Ideogramas y Determinativos.
En la lengua egipcia no se escribían las vocales, lo que conlleva a tener un conocimiento imperfecto de la lengua y su pronunciación.

·   Los Fonogramas son signos que expresan un sonido.
    Existen tres tipos de fonogramas: según estén compuestos de uno, dos o tres signos consonánticos.
    Muchas consonantes del lenguaje egipcio no tienen equivalente en otros sistemas de escritura, de esta forma los egiptólogos utilizan ciertos signos     convencionales para representarlas cuando transcriben el egipcio.

·   Los Ideogramas son signos que representan una idea. Reproducen la lengua pensada y no hablada. Generalmente, se acompañan de un pequeño trazo     vertical que no se lee.

·   Los Determinativos sirven para distinguir entre sí palabras escritas con las mismas consonantes (palabras con el mismo sonido).
    Generalmente las palabras van seguidas de un signo que se utiliza para determinar la clase a la que pertenece un sustantivo, o el tipo de acción que     expresa. El signo se conoce como determinativo y no se lee.

La reina Nefertari ofreciendo dos recipientes a la diosa Isis- Portal Fuenterrebollo
La reina Nefertari ofreciendo dos recipientes a la diosa Isis

LOS SIGNOS JEROGLÍFICOS: ORIENTACIÓN Y ARMONÍA

La escritura jeroglífica era bastante flexible y podía ser escrita en columnas o filas. La dirección de los signos podían cambiarse, esto es, podían ser escritos de izquierda hacia la derecha, o de derecha hacia la izquierda. Para encontrar el principio de un texto y la dirección  existen varias reglas básicas:

      Nunca escribían de abajo hacia arriba. Podían escribir un signo debajo de otro signo incluso pertenecer a él.
        De este modo, sin espacios en blanco, obtenían una bella imagen de los textos.

      Determinados signos (como formas animales y humanas) son el inicio de un texto. Para determinar el inicio de un texto, bastará con observar
        estos signos.

      Cuando el texto es un dibujo o una leyenda, los signos se orientan en la misma dirección que el personaje que acompañan (por ejemplo, dios o
        persona miran al principio de su texto).

      Para conseguir una bella estética de los textos intentaban eliminar los espacios vacíos. Para ello, dividían las líneas del texto en cuadros. En los
        cuadros los signos se armonizaban.

      De este modo, la palabra 'hermoso' se escribía:

Hermoso (Signo Jeroglífico), Portal Fuenterrebollo

Hermoso (Signo Jeroglífico), Portal Fuenterrebollo

Escritura egipcia escrita en columnas, Portal Fuenterrebollo
Escritura egipcia escrita en columnas

La palabra Jeroglífico no es egipcia, es un término griego formado por hieros (sagrado) y glyphos (escritura). Los Jeroglíficos a veces se escriben de derecha a izquierda, otras de izquierda a derecha, otras horizontalmente, y otras verticalmente - Portal Fuenterrebollo

La palabra 'Jeroglífico' no es egipcia, es un término griego formado por hieros (sagrado) y glyphos (escritura). Los Jeroglíficos a veces se escriben de derecha a izquierda, otras de izquierda a derecha, otras horizontalmente, y otras verticalmente.

Como norma para leer una inscripción hay que ir hacia los signos, de frente, los jeroglíficos contemplan el comienzo del texto.

Los soportes de escritura son variables: los escribas escribían sobre piedra, madera, cuero y sobre los famosos papiros.

DESCIFRAR LA ESCRITURA JEROGLÍFICA

Una piedra de basalto negro de 762 kg de peso, destruida en su parte superior e inferior, con unas dimensiones de 118 cm de alto, 77 cm de ancho y un grosor de 30 cm, hallada en la localidad de El-Rashid (cerca de Rosetta, en el delta del Nilo) durante la campaña de Napoleón en Egipto en julio de1779, haría cambiar la historia de la arqueología.

La piedra descubierta en las excavaciones que llevaban a cabo las huestes del oficial Bouchard fue llevada a Alejandría para ser custodiada por el general Menou. Napoleón Bonaparte al tener noticias del hallazgo, ordenó que se custodiara en el Instituto Nacional que había fundado en El Cairo y que se hicieran copias de ella. Cuando los litógrafos Marcel y Galland realizaron las copias, la Piedra Rosetta volvería a ser custodiada por el general Menou en Alejandría.

Como consecuencia de la guerra, el general Menou tuvo que capitular ante las tropas inglesas dirigidas por sir Ralph Abercromby. Se decidió que todas las antigüedades egipcias recopiladas por los franceses quedaban en poder Inglaterra. En 1802 la Piedra Rosetta llegaba a Inglaterra. Se repartió vaciados en escayola de la Piedra en las Universidades de Cambridge, Dublín, Edimburgo y Oxford.

Piedra Rosetta, con ampliación se leen las inscripciones - Portal Fuenterrebollo
Piedra Rosetta, con ampliación se leen las inscripciones    Ampliar 

La piedra con tres tipos de inscripciones diferentes, fue traslada a El Cairo donde se hicieron impresiones con tinta para distribuir a los estudiosos de Europa. Los estudiosos descubrieron que los cien renglones de la Piedra Rosetta tenían inscripciones grabadas en dos lenguas y tres sistemas de escritura. Los primeros catorce renglones en caracteres jeroglíficos, los treinta y dos renglones centrales en escritura demótica, y los cincuenta y cuatro renglones restantes estaban escritos en griego. La escritura griega conocida fue la clave para descifrar los otros dos sistemas de escritura.

Stephen Weston en 1802 pudo leer las 54 líneas griegas y difundir la traducción por Europa.

Las 54 líneas demóticas pudieron interpretarse gracias a las investigaciones del francés Sylvester de Sacy, del danés Johan David Akerbald y del inglés Thomas Young.

El inglés Thomas Young dió un gran impulso al estudio de las 12 primeras líneas de los jeroglíficos, logrando descifrar en la Piedra Rosetta los caracteres jeroglíficos del npmbre de Ptolomeo, presente en cinco cartuchos reales. Investigando en otros textos jeroglíficos, publicó un Léxico con 204 palabras jeroglíficas.

El francés Jean François Champollion, un joven de dieciocho años, tomando como punto de partida el texto griego donde se mencionaba a Ptolomeo V y Cleopatra, comenzó a investigar los signos jeroglíficos.

En 1822 Champollion consiguió descifrar definitivamente las 12 líneas de escritura jeroglífica, abriendo una nueva disciplina científica 'La Egiptología'.

La Piedra Rosetta tenía 1419 jeroglíficos y 486 palabras griegas. El método empleado por Champollion en el desciframiento se fundamentó:

·   El copto representaría el último estadio de la lengua egipcia.
·   Los jeroglíficos tendrían un valor mixto, ideográfico y fonético.
·   Los cartuchos debían contener fonéticamente los nombres de los faraones.

CARTUCHOS EGIPCIOS

Estela de Amenofis. Museo de Egipto (El Cairo) - Portal Fuenterrebollo
Estela de Amenofis. Museo de Egipto (El Cairo).

Los nombres de los faraones se inscribían dentro de un marco ovalado (cartucho)  - Portal Fuenterrebollo

CARTUCHOS

Los nombres de los faraones se inscribían en óvalos (llamados cartuchos).

Para los antiguos egipcios, el faraón tenía cinco nombres. Los dos nombres principales eran el cuarto y el quinto, conocidos por los egiptólogos como 'nombre' y 'apellido'. El cuarto y quinto nombre son fácilmente identificados, ya que se trazaban en el interior de un marco ovalado (conocido por los egiptólogos como cartucho).

El quinto nombre, 'el nombre', era el dado al rey en el momento de su nacimiento y era precedido de la expresión "Hijo de Ra". El cuarto nombre, 'el apellido', era el que se daba al rey en el momento de su coronación y era precedido con la fórmula "el que pertenece al junco y a la abeja".

El tercer nombre significaba "Horus de oro".

El segundo nombre era "Nebty", recordando a las dos divinidades que compartían el dominio del Nilo, la diosa 'buitre' que reinaba en el Sur y la diosa 'cobra' que reinaba en el Norte.

El primer nombre era "Horus", puesto que los faraones eran considerados como la encarnación de la divinidad.

Cartucho, objeto que da la vida, sin puntos, comas o signos de puntuación. Una cuerda extensible, de forma ovalada, cerrada por un nudo - Portal Fuenterrebollo

En egiptología el cartucho es una cuerda extensible, de forma ovalada, cerrada por un nudo, que simboliza el circuito del cosmos sobre el que reina el faraón. Es un objeto que da la vida, de geometría variable en función del número de jeroglíficos que forman el nombre. Carece de signos de puntuación, sin rastro de puntos ni de comas; es decir, sólo los propios jeroglíficos sin ningún signo exterior.

El rollo de papiro sellado indica que la palabra que determina pertenece a la categoría de las ideas abstractas. Comienza otra palabra después de

Señalar que la c tiene sonido k, por lo que es igual poner c o k. La vocal e no existía en jeroglífico, se interpreta como una i. La x se interpreta como ks. La w se considera una u.

Jean François Champollion (1790-1832), Portal Fuenterrebollo
Champollion (1790 - 1832)

Jean François Champollion, genial lingüista (con dominio de muchas lenguas: árabe, caldeo, copto, etíope, hebreo y sirio), dedicó su vida para estudiar la piedra Rosetta y descifrar los signos jeroglíficos egipcios.

Champollion, padre de la Egiptología, profesor de historia en Grenoble en 1804, se dedicó a estudiar los manuscritos coptos de la Biblioteca Imperial de París, y al compararlos con los monumentos, descubrió los tres sistemas de escritura egipcia. El fantástico descubrimiento facilitó el camino para interpretar la famosa Piedra Rosetta.

Entre 1824 y 1830 impulsó misiones científicas en Italia y Egipto. En 1826 es designado para el cargo de Conservador de las colecciones egipcias del Museo de Louvre. En 1831 es profesor de Egiptología en el Colegio de Francia.

Es autor de un diccionario y una gramática sobre los jeroglíficos egipcios, a través de su obra puede conocerse gran cantidad de datos acerca de la civilización egipcia.

Prácticamente la totalidad de la obra de Champollion se publicó después de su muerte.

Algunos egiptólogos han ido completando su obra, entre otros, la valiosa aportación de Karl Richard Lepsius con la diferenciación de los signos unilíteros y bilíteros.

Egipto, Cuaderno I - Portal Fuenterrebollo

Egipto, Cuaderno II - Portal Fuenterrebollo

Egipto, Cuaderno III - Portal Fuenterrebollo

Escritura Jeroglifíca Egipto - Portal Fuenterrebollo

Egipto, embalsamar - Portal Fuenterrebollo

Mitología de Egipto- Portal Fuenterrebollo

Tutankhamón - Portal Fuenterrebollo

Templo de Debod - Portal Fuenterrebollo

Éfeso - Portal Fuenterrebollo

Atenas - Portal Fuenterrebollo

Inicio Escritura Jeroglífica, Portal Fuenterrebollo