Elige Armas

Madrid, 2004
Fuegos Artificiales
Radios Antiguas
Ilustración
Los Borgias
Nobeles Economía
Masonería
Leyes Educación

Fotos Antiguas Madrid

Plaza de Cibeles 

Fuente Neptuno 

Cartas Credenciales 

Carteles UEE 

 

Fotografías Antiguas en Color Madrid I
Fotos I 

Fotografías Antiguas en Color Madrid II
Fotos II 

Fotografías Antiguas en Color Madrid III
Fotos III 

Fotografías Antiguas en Color Madrid IV
Fotos IV 

Fotografías Antiguas en Color Madrid V
Fotos V 

Fotografías Antiguas en Color Madrid V
Fotos VI 

Fotografías Antiguas en Color Madrid V
Fotos VII 

 

Fotografías Antiguas de Madrid - Portal Fuenterrebollo

Fotografías Antiguas de Madrid

Fotografías Antiguas de Madrid - Portal Fuenterrebollo

Puerta del Sol. Madrid, 1860 - Portal FuenterrebolloPuerta del Sol. Madrid, 1860
El origen de la Puerta del Sol proviene de la Edad Media, un barranco confluencia del de la Zarza en su nacimiento y el de San Ginés que discurría por la calle del Arenal (en el verano se secaba llenándose de arenas, dando lugar a la calle del Arenal).
En 1438 se construyó la cerca del Arrabal, recogiendo los arrabales que habían ido formándose extramuros de la muralla cristiana del siglo XII. En 1478 se construyó una nueva puerta orientada hacía el este (Puerta del Sol) sustituyendo a la de Guadalajara. En 1498 se empedró la calle grande de la Puerta del Sol, formándose un amplio espacio de donde partían los caminos de Alcalá y del Prado (actual Carrera de San Jerónimo). En 1560 comienzan a construirse edificios alrededor conformando su aspecto.
Alrededor, el Hospital e Iglesia del Buen Suceso, el Convento de San Felipe 'El Real', y el Convento de la Victoria.
   
3 El Hospital e Iglesia del Buen Suceso y el Convento de San Felipe 'El Real'. La manzana trapezoidal, entre la actuales calle Alcalá, Puerta del Sol y la Carrera de San Jerónimo, se encontraba ocupada por un Hospital (desde 1529) destinado a enfermos de la peste y por la Iglesia del Buen Suceso (desde 1607). Ambos edificios fueron derribados en 1854 para la reforma y ensanche de la Puerta del Sol.
   
3 Al comienzo de la actual calle Mayor se encontraba el Convento de San Felipe 'El Real', convento de los agustinos descalzos fundado por Fray Alonso de Madrid, construido en 1547. Levantado sobre un gran pedestal, conocido como 'Las Gradas de San Felipe', era uno de los tres mentideros más importantes de la Villa. En 1718 el Convento y la Iglesia (con claustro renacentista, obra de Andrés de Nantes) sufrieron un gran incendio, siendo reconstruidos. Durante la Guerra de la Independencia fue ocupado por los franceses, siendo finalmente derribado en 1838 con la desamortización de Juan de Dios Álvarez Mendizábal. En el solar se levantó el primer edificio de apartamentos de la ciudad, conocido como 'las Casas de Cordero' debido a que su promotor fue Alonso Cordero.
   
3 En la manzana formada entre la Puerta del Sol y las calles de la Victoria, de la Cruz, Cádiz y Carretas, se encontraba el Convento de la Victoria (fundado en 1561 por fray Juan de la Victoria, de la Orden de San Francisco de Paula de los Mínimos). En 1836 fue derribado por la desamortización de Mendizábal.
Entre 1766-1768 se construye la Real Casa de Correos, obra del arquitecto francés Jaime Marquet. En 1865 se adorna con el popular reloj regalo del prestigioso relojero Ángel Rodríguez Losada. El edificio ha albergado a distintas instituciones: Ministerio de la Gobernación, Dirección General de Seguridad, y actual Presidencia de la Comunidad de Madrid.
A mediados del siglo XIX, la Puerta del Sol sufre una transformación al tener unas dimensiones pequeñas para el trasiego diario. Entre los proyectos presentados, es seleccionado el del ingeniero Lucio del Valle, quién se encarga de la remodelación entre (1857-1862). En la ampliación desaparecen las calles de la Zarza, Peregrinos, Cofreros y el Callejón de la Duda. Se construye un edificio entre las calles del Carmen y Preciados. En 1860, el centro de la Plaza es adornado con una gran fuente con surtidores que elevaban el agua dieciocho metros. En 1863 se levanta el Hotel París en el solar ocupado por la Iglesia del Buen Suceso.
En 1950 se colocaron otras dos fuentes y la placa del kilometro cero frente a la Dirección General de Seguridad. En 1986 se efectuó una reforma primando las zonas peatonales, sustituyendo las fuentes por otras, cambiaron las farolas (conocidas popularmente como 'supositorios'). Ante el descontento popular, las farolas fueron sustituidas por otras de estilo 'fernandino'. En 1994 se instala en la plaza la estatua ecuestre de Carlos III, obra de Miguel Ángel Rodríguez y Eduardo Zancada, reproducción en bronce de la obra de Juan Pascual de Mena que se conserva en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.
Señalar que de la fachada de la Real Casa de Correos lucen dos placas conmemorativas, una dedicada a los héroes del levantamiento popular del 2 de mayo de 1808 en la Guerra de la Independencia, y otra a las víctimas de los atentados terroristas del 11 de marzo de 2004 y a las personas que colaboraron en la catástrofe.
En junio de 2009 terminan las obras de un gran intercambiador de transportes.

Construcción de Gran Vía, 1912 - Portal FuenterrebolloConstrucción de Gran Vía, 1912
El proyecto definitivo de la Gran Vía fue aprobado en 1901, aunque no comenzaron hasta el 4 de abril de 1910 en un acto presidido por el Rey Alfonso XIII, el Presidente del Gobierno (José Canalejas Méndez) y el Alcalde de Madrid (José Francos Rodríguez).
El proyecto de construcción de la Gran Vía llevaba consigo la demolición de gran cantidad de edificios y la transformación o desaparición de numerosas calles - un gran proyecto de 142.647 metros cuadrados que repercutía a 358 fincas, 48 calles, construyéndose 32 nuevas manzanas -. El proyecto se ejecutó en tres tramos.
El primer tramo, denominado según proyecto 'Avenida B', se realizó entre (1910-1915), aunque la entrega definitiva se produjo el 18 de julio de 1924 recibiendo el nombre de 'Conde de Peñalver' en homenaje al Alcalde de Madrid Nicolás de Peñalver y Zamora que firmó el comienzo de las obras.
El segundo tramo, denominado en el proyecto 'El Bulevar', sito entre la Red de San Luis y Callao, se realizó entre (1922-1927), siendo la entrega el 20 de agosto de 1927, recibiendo el nombre de 'Avenida de Pi y Margall', en recuerdo del Presidente de la Iª República Francisco Pi y Margall.
El tercer tramo, denominado en el proyecto 'Avenida A', entre las Plazas de Callao y España comenzó el 16 de febrero de 1925, concluyendo en 1929, aunque la entrega oficial fue el 22 de septiembre de 1932, si bien algunos edificios no se ejecutarían hasta después de la Guerra Civil; para el tercer tramo se pensó en Eduardo Dato en homenaje al Presidente del Gobierno Eduardo Dato Iradier.

Construcción de Gran Vía, 1912 - Portal FuenterrebolloConstrucción de Gran Vía, 1912
El proyecto definitivo de la Gran Vía fue aprobado en 1901, aunque no comenzaron hasta el 4 de abril de 1910 en un acto presidido por el Rey Alfonso XIII, el Presidente del Gobierno (José Canalejas Méndez) y el Alcalde de Madrid (José Francos Rodríguez).
El proyecto de construcción de la Gran Vía llevaba consigo la demolición de gran cantidad de edificios y la transformación o desaparición de numerosas calles - un gran proyecto de 142.647 metros cuadrados que repercutía a 358 fincas, 48 calles, construyéndose 32 nuevas manzanas -. El proyecto se ejecutó en tres tramos.
El primer tramo, denominado según proyecto 'Avenida B', se realizó entre (1910-1915), aunque la entrega definitiva se produjo el 18 de julio de 1924 recibiendo el nombre de 'Conde de Peñalver' en homenaje al Alcalde de Madrid Nicolás de Peñalver y Zamora que firmó el comienzo de las obras.
El segundo tramo, denominado en el proyecto 'El Bulevar', sito entre la Red de San Luis y Callao, se realizó entre (1922-1927), siendo la entrega el 20 de agosto de 1927, recibiendo el nombre de 'Avenida de Pi y Margall', en recuerdo del Presidente de la Iª República Francisco Pi y Margall.
El tercer tramo, denominado en el proyecto 'Avenida A', entre las Plazas de Callao y España comenzó el 16 de febrero de 1925, concluyendo en 1929, aunque la entrega oficial fue el 22 de septiembre de 1932, si bien algunos edificios no se ejecutarían hasta después de la Guerra Civil; para el tercer tramo se pensó en Eduardo Dato en homenaje al Presidente del Gobierno Eduardo Dato Iradier.

Tráfico en calle Alcalá, 1930 - Portal FuenterrebolloTráfico en calle Alcalá, 1930

Vista de Gran Vía, 1933 - Portal FuenterrebolloVista de Gran Vía, 1933

Palacio de la Prensa (Callao), 1935. El Palacio de la Prensa fue diseñado por el arquitecto Pedro Muguruza para ser la sede social de la Asociación de la Prensa de Madrid. Las obras comenzaron el 1925 y terminaron en 1929, y se inauguró con la proyección de la película El destino de la carne. Concebido como un edifico multifuncional, albergaba un café concierto, un cine, viviendas de alquiler y oficinas. El edifico fue reformado en 1941 por el arquitecto Enrique López-Izquierdo, en 1991 se transformó en multisalas - Portal FuenterrebolloPalacio de la Prensa (Callao), 1935
El Palacio de la Prensa fue diseñado por el arquitecto Pedro Muguruza para ser la sede social de la Asociación de la Prensa de Madrid. Las obras comenzaron el 1925 y terminaron en 1929, y se inauguró con la proyección de la película El destino de la carne. Concebido como un edifico multifuncional, albergaba un café concierto, un cine, viviendas de alquiler y oficinas.
El edifico fue reformado en 1941 por el arquitecto Enrique López-Izquierdo, en 1991 se transformó en multisalas.

Banco Nacional de España (1898), se construyó sobre un amplio solar formado por las antiguas parcelas del Palacio del Marqués de Alcañices y otros terrenos anexos (de la Capilla de San Fermín de los Navarros, el jardín de la Escuela de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos y el de una propiedad del Marqués de Larios) - Portal FuenterrebolloEl actual Banco Nacional de España es la fusión en 1848 del Banco de San Fernando - creado en 1829, sustituyendo al Banco de San Carlos (1782) - y el Banco independiente de Isabel II (creado en 1844).
La construcción del Banco Nacional de España, proyectada en 1882, quedó ubicada en un amplio solar que comprendía antiguas parcelas del Marqués de Alcañices 'Duque de Sexto' y terrenos de la Capilla de San Fermín de los Navarros, una casa propiedad del Marqués de Larios y jardín de la Escuela de Ingenieros de Caminos. La primera piedra se puso el 4 de julio de 1884, acto presidido por el rey Alfonso XII, siendo inaugurado el edificio en 1891.
En 1927 se llevo a cabo una ampliación con la adquisición de las casas del Conde de Santamarca situadas en la calle Alcalá, a continuación del edificio inicial - en la ampliación, ejecutada por el arquitecto José Yarnoz Larrosa, se repitió la imagen externa del primer edificio.
En el edificio inicial (1891), con acceso desde la Fachada del Paseo del Prado, destaca la 'Escalera de Honor' de mármol de Carrara, ejecutada por Adolfo Areizaga, con vidrieras de estilo simbolista y con figuras alegóricas encargadas a la empresa alemana Mayer.

San Jerónimo el Real, 1928. El convento de San Jerónimo, en estilo gótico tardío con influencias renacentistas, comenzó a construirse a finales del siglo XIV durante el reinado de los Reyes Católicos para utilizarse como aposento a la Familia Real.  En el siglo XVI, Felipe II amplía el conocido 'Cuarto Real', al lado del presbiterio,  como alojamiento para los reyes, de modo que el rey pudiera escuchar misa desde su dormitorio. El Cuarto Real de San Jerónimo 'El Real', conocido popularmente como 'Los Jerónimos', fue ampliado como Palacio del Buen Retiro durante el reinado de Felipe IV. El Monasterio y el Palacio del Buen Retiro quedaron muy dañados durante la Guerra de la Independencia. El rey Fernando VII para mantener lo que quedaba en 1812 convirtió el Monasterio de los Jerónimos en cuartel de artillería. En 1833, con motivo de la jura de Isabel II,  se efectúa una restauración interior por el arquitecto Custodio Moreno. En 1835 se convierte en cuartel de artillería y hospital de inválidos, pasando a ser en 1855 un hospital de coléricos. 
En 1859, don Francisco de Asís (consorte de la reina Isabel II) ordena que el arquitecto Narciso Pascual y Colomer se encargue de la restauración de la Iglesia, dando lugar a las torres de la cabecera que flanquean el ábside. Por su parte, del complejo del Buen Retiro sólo pudieron conservarse el Casón del Buen Retiro y el Salón de Reinos. En 1878 el templo pasa a ser del Arzobispado de Madrid, que se encarga de llevar a cabo nuevas reformas hasta su aspecto actual. En su interior se eliminan las tribunas del siglo XVI. En San Jerónimo se han efectuado actos notables, como el enlace matrimonial de Alfonso XIII y Victoria Eugenia (31 de mayo de 1906), o el comienzo del reinado del rey Juan Carlos I (misa presidida por el Cardenal Tarancón el 21 de noviembre de 1975). Del viejo convento actualmente se conservan la Iglesia y un Claustro. El Claustro fue deteriorándose progresivamente durante el siglo XIX hasta pasar a incorporarse al Museo del Prado - Portal FuenterrebolloSan Jerónimo el Real, 1928
El convento de San Jerónimo, en estilo gótico tardío con influencias renacentistas, comenzó a construirse a finales del siglo XIV durante el reinado de los Reyes Católicos para utilizarse como aposento a la Familia Real.
En el siglo XVI, Felipe II amplía el conocido 'Cuarto Real', al lado del presbiterio, como alojamiento para los reyes, de modo que el rey pudiera escuchar misa desde su dormitorio.
El Cuarto Real de San Jerónimo 'El Real', conocido popularmente como 'Los Jerónimos', fue ampliado como Palacio del Buen Retiro durante el reinado de Felipe IV.En 1833, con motivo de la jura de Isabel II, se efectúa una restauración interior por el arquitecto Custodio Moreno.
En 1835 se convierte en cuartel de artillería y hospital de inválidos, pasando a ser en 1855 un hospital de coléricos.
En 1859, don Francisco de Asís (consorte de la reina Isabel II) ordena que el arquitecto Narciso Pascual y Colomer se encargue de la restauración de la Iglesia, dando lugar a las torres de la cabecera que flanquean el ábside. Por su parte, del complejo del Buen Retiro sólo pudieron conservarse el Casón del Buen Retiro y el Salón de Reinos.
En 1878 el templo pasa a ser del Arzobispado de Madrid, que se encarga de llevar a cabo nuevas reformas hasta su aspecto actual. En su interior se eliminan las tribunas del siglo XVI.
Del viejo convento actualmente se conservan la Iglesia y un Claustro. El Claustro fue deteriorándose progresivamente durante el siglo XIX hasta pasar a incorporarse al Museo del Prado.
En San Jerónimo se han efectuado actos notables, como el enlace matrimonial de Alfonso XIII y Victoria Eugenia (31 de mayo de 1906), o el comienzo del reinado del rey Juan Carlos I (misa presidida por el Cardenal Tarancón el 21 de noviembre de 1975).

Solar de la Compañía Telefónica Nacional de España en Gran Vía, 1926  - Portal FuenterrebolloSolar de la Compañía Telefónica Nacional de España en Gran Vía, 1926

Fotos Antiguas de Madrid. Calle Alcalá, 1896 - Portal FuenterrebolloCalle Alcalá, 1896

Fotos Antiguas de Madrid. La estatua de Colon en el centro de la Castellana. Plaza de Colon, 1910 - Portal FuenterrebolloPlaza de Colon, 1910 - La estatua de Colon en el centro de la Castellana.

Fotos Antiguas de Madrid. Pavimentación de la Gran Vía, 1929. El rey Alfonso XIII inauguró el nacimiento de la Gran Vía, el lunes 4 de abril de 1910,  clavando una piqueta en la Casa del Cura, vivienda adosada a la Iglesia de San José. El acta de inauguración estaba presidido por el rey Alfonso XIII y la reina Victoria Eugenia, el presidente del Consejo de Ministros, José Canalejas, y el alcalde de Madrid, José Francos Rodríguez. En parte de la tribuna se instalaba el cuerpo diplomático, con el embajador de Reino Unido al frente, más el Ayuntamiento de Madrid compuesto por una exigua mayoría republicana y la poderosa minoría monárquica. Como invitados, los ex-alcaldes Alberto Aguilera y Velasco y Nicolás de Peñalver y Zamora 'conde de Peñalver', quienes habían iniciado años atrás las gestiones para hacer posible la construcción de la Gran Vía.  El proyecto inicial de Carlos Velasco fue modificado por los arquitectos municipales José López Sallaberry y Francisco Andrés Octavio. Las obras  se desarrollaron en tres tramos,  conllevando el derribo de numerosos edificios esparcidos en un laberinto de calles. El primer tramo, calle Alcalá - Red de San Luis, con una longitud de 417 metros y una anchura de 25 metros, se llamó Conde de Peñalver. Las obras afectaron a 11 manzanas y 76 edificios derribados, y entre otras,  desapareció la calle de San Miguel. Este primer tramo, conocido como Conde de Peñalver, en 1936 recibió el nombre de calle de la CNT. El segundo tramo, Red de San Luis - Callao, inicialmente se llamó Avenida de Pi y Margall, tenía una longitud de 409 metros y una anchura de 35 metros. Las obras afectaron a 14 manzanas y se demolieron 121 fincas, utilizándose como guía la calle de Jacometrezo.  En 1937 la Avenida de Pi y Margall pasó a denominarse Avenida de Rusia. El tercer tramo (1925- 1932), Callao - Plaza de España, inicialmente se llamó Eduardo Dato, con una longitud de 534 metros y una anchura de 25 metros. Las obras afectaron a 21 manzanas, fue el tramo más complicado por el gran número de casas afectadas, no se utilizo ninguna calle como directriz. En 1937 recibió el nombre de Avenida de México. Terminada la Guerra Civil, el 24 de abril de 1939,  se unifica el nombre de los tres tramos y recibe el nombre de Avenida de José Antonio (en homenaje a José Antonio Primo de Rivera, fundador de Falange Española). El 25 de enero de 1982, siendo alcalde de Madrid el socialista Enrique Tierno Galván,  se suprime el nombre de José Antonio y pasa a denominarse Gran Vía  - Portal FuenterrebolloPavimentación de la Gran Vía, 1929
El rey Alfonso XIII inauguró el nacimiento de la Gran Vía, el lunes 4 de abril de 1910, clavando una piqueta en la Casa del Cura, vivienda adosada a la Iglesia de San José.
El acta de inauguración estaba presidido por el rey Alfonso XIII y la reina Victoria Eugenia, el presidente del Consejo de Ministros, José Canalejas, y el alcalde de Madrid, José Francos Rodríguez. En parte de la tribuna se instalaba el cuerpo diplomático, con el embajador de Reino Unido al frente, más el Ayuntamiento de Madrid compuesto por una exigua mayoría republicana y la poderosa minoría monárquica. Como invitados, los ex-alcaldes Alberto Aguilera y Velasco y Nicolás de Peñalver y Zamora 'conde de Peñalver', quienes habían iniciado años atrás las gestiones para hacer posible la construcción de la Gran Vía. La primera denominación del proyecto de 1862, conocido como 'Prolongación de la calle Preciados y su enlace con Alcalá' nunca llegó a realizarse. En 1886 el arquitecto Carlos Velasco presentó el proyecto de trazar la 'Gran Vía' con punto de partida en Alcalá junto a la Iglesia de San José y terminación en la Plaza de San Marcial (actual Plaza de España), con un original pavimento de madera. La grandiosidad del proyecto inspiró la zarzuela popular de 'Gran Vía' con música de Federico Chueca y letra de Felipe Pérez. El proyecto no pudo efectuarse ante la imposibilidad de expropiar todos los solares y casas que se necesitaban derribar.
La 'Ley para Saneamiento, Reforma y Ensanche Interior' de 18 de marzo de 1895 permitió seguir adelante con el proyecto. En 1898 la viuda del arquitecto Carlos Velasco entregó el proyecto a los arquitectos municipales José López Salaberry y Francisco Octavio Palacios, que justificaron el proyecto por varias razones: Descongestionar la Puerta del Sol, restablecer ls comunicación entre los barrios de Salamanca y Argüelles por el centro de la ciudad, acotar las distancias entre las estaciones de ferrocarril de Atocha y Príncipe Pío, y hacer desaparecer casas insalubres y lóbregas.
La Real Orden de 21 de agosto de 1904 aprobaba definitivamente el proyecto. Las obras no comenzaron hasta años después, además de la oposición de los vecinos, se presentaban grandes dificultades financieras, en subastas sucesivas (1905, 1906 y 1908) no se presentó ningún postor. En noviembre de 1909 se adjudican las obras al banquero francés Martin Albert Silver por 29 millones de pesetas.
El 4 de abril de 1910, comienzan las obras de la Gran Vía como la unión de tres grandes avenidas: La Avenida B o calle del Conde de Peñalver, desde la calle Alcalá hasta la calle de Montera; el Bulevar o calle de Pi i Margall, desde la calle de Montera hasta la plaza del Callao; la Avenida A o calle de Eduardo Dato, desde la actual plaza del Callao hasta la plaza de España (antigua plaza de San Marcial).
El primer tramo (1910-1924), calle Alcalá - Red de San Luis, con una longitud de 417 metros y una anchura de 25 metros, se llamó Conde de Peñalver. Las obras afectaron a 11 manzanas y 76 edificios derribados, y entre otras, desapareció la calle de San Miguel. Este primer tramo, conocido como Conde de Peñalver, en 1936 recibió el nombre de calle de la CNT.
El segundo tramo (1917-1927), Red de San Luis - Callao, inicialmente se llamó Avenida de Pi y Margall, tenía una longitud de 409 metros y una anchura de 35 metros. Las obras afectaron a 14 manzanas y se demolieron 121 fincas, utilizándose como guía la calle de Jacometrezo. En 1937 la Avenida de Pi y Margall pasó a denominarse Avenida de Rusia.
El tercer tramo (1925- 1932), Callao - Plaza de España, inicialmente se llamó Eduardo Dato, con una longitud de 534 metros y una anchura de 25 metros. Las obras afectaron a 21 manzanas, fue el tramo más complicado por el gran número de casas afectadas, no se utilizo ninguna calle como directriz. En 1937 recibió el nombre de Avenida de México.
Terminada la Guerra Civil, el 24 de abril de 1939, se unifica el nombre de los tres tramos y recibe el nombre de Avenida de José Antonio (en homenaje a José Antonio Primo de Rivera, fundador de Falange Española). El 25 de enero de 1982, siendo alcalde de Madrid el socialista Enrique Tierno Galván, se suprime el nombre de José Antonio y pasa a denominarse Gran Vía.

Fotos Antiguas de Madrid. Calle Montera con Puerta del Sol, 1930 - Portal FuenterrebolloCalle Montera con Puerta del Sol, 1930

Fotos Antiguas de Madrid. Calle Toledo con Plaza Mayor, 1930 - Portal FuenterrebolloCalle Toledo con Plaza Mayor, 1930

Fuente de la Cibeles protegida por un búnker de ladrillos y sacos terreros, 1939. La fuente de la Cibeles se encuentra en la Plaza del mismo nombre. En 1777, a instancias de Carlos III, fue  diseñada por el arquitecto José de Hermosilla y Sandoval con fuentes y elementos decorativos de Ventura Rodríguez.  En un principio era un carro con la estatua, obra del escultor Francisco Gutiérrez Arribas. Después se añadieron dos leones (Atlanta e Hipomecos), labrados por el escultor francés Roberto Michel. A comienzos del siglo XX se añadieron dos angelitos o amorcillos en la parte trasera del carro que vierten agua de un ánfora, obra de los escultores Miguel Ángel Trilles y Antonio Parera.  En la escultura, la diosa y los leones son de mármol cárdeno del pueblo de Montesclaros (Toledo), el resto en piedra de Redueña (cerca de la sierra de La Cabrera, Madrid).  En 1782 se instaló en el Salón del Prado - reforma de Carlos III, promovida por Pedro Pablo Abarca de Bolea 'X Conde de Aranda'- junto al Palacio de Buenavista (Cuartel General del Ejército, edificado en 1777 en la finca del 'Altillo de Buenavista, comprada en 1769 por el duodécimo Duque de Alba), orientada hacia el Paseo del Prado. En 1895 cambió de sitio y posición para dejarla donde se encuentra actualmente, la diosa Cibeles dejó de mirar a Neptuno y pasó a mirar a la Puerta de Alcalá, se colocó sobre una gradería circular de cuatro peldaños y una verja que impedía el paso directo a la fuente.  El cambio de emplazamiento fue muy polémico en su época.  La actual plaza pasó a llamarse Plaza de Madrid y en el año 1900 Plaza de Castelar. Durante la Guerra Civil fue tapada con ladrillos y cemento para protegerla de los bombardeos. Cibeles, diosa frigia,  es diosa de la Madre Tierra, adorada en Anatolia desde el neolítico, como la diosa griega Gea, o la diosa romana Magna Mater (la Gran Madre).  La diosa es representada en la mitología sobre un carro tirado por dos leones que simboliza la superioridad de la madre Naturaleza. La leyenda relaciona a los dos leones con una pareja mitológica (Hipómenes y Atalanta)  que compitieron en una carrera de velocidad. En la carrera, que tenía como premio la mano de Atalanta, el astuto Hipómenes (inspirado por la diosa del amor) tiro unas manzanas de oro para distraerla, Atalanta conmovida por la belleza de las manzanas se agachó para recogerlas y perdió la carrera. La unión impía de los amantes dentro de un recinto sagrado irritó a Zeus, quien les convirtió en leones. La diosa Cibeles, más tarde, compadecida de los amantes, los unció a su carro. Así quedan inmortalizados en Madrid, esculpidos en más de diez mil kilogramos de mármol, para que cada vez que observemos la Cibeles recordemos su historia - Portal FuenterrebolloFuente de la Cibeles protegida por un búnker de ladrillos y sacos terreros, 1939
La fuente de la Cibeles se encuentra en la Plaza del mismo nombre. En 1777, a instancias de Carlos III, fue diseñada por el arquitecto José de Hermosilla y Sandoval con fuentes y elementos decorativos de Ventura Rodríguez. En un principio era un carro con la estatua, obra del escultor Francisco Gutiérrez Arribas. Después se añadieron dos leones (Atlanta e Hipomecos), labrados por el escultor francés Roberto Michel. A comienzos del siglo XX se añadieron dos angelitos o amorcillos en la parte trasera del carro que vierten agua de un ánfora, obra de los escultores Miguel Ángel Trilles y Antonio Parera. En la escultura, la diosa y los leones son de mármol cárdeno del pueblo de Montesclaros (Toledo), el resto en piedra de Redueña (cerca de la sierra de La Cabrera, Madrid).
En 1782 se instaló en el Salón del Prado - reforma de Carlos III, promovida por Pedro Pablo Abarca de Bolea 'X Conde de Aranda'- junto al Palacio de Buenavista (Cuartel General del Ejército, edificado en 1777 en la finca del 'Altillo de Buenavista, comprada en 1769 por el duodécimo Duque de Alba), orientada hacia el Paseo del Prado.
En 1895 cambió de sitio y posición para dejarla donde se encuentra actualmente, la diosa Cibeles dejó de mirar a Neptuno y pasó a mirar a la Puerta de Alcalá, se colocó sobre una gradería circular de cuatro peldaños y una verja que impedía el paso directo a la fuente. El cambio de emplazamiento fue muy polémico en su época. La actual plaza pasó a llamarse Plaza de Madrid y en el año 1900 Plaza de Castelar. Durante la Guerra Civil fue tapada con ladrillos y cemento para protegerla de los bombardeos.
Cibeles, diosa frigia, es diosa de la Madre Tierra, adorada en Anatolia desde el neolítico, como la diosa griega Gea, o la diosa romana Magna Mater (la Gran Madre). La diosa es representada en la mitología sobre un carro tirado por dos leones que simboliza la superioridad de la madre Naturaleza.
La leyenda relaciona a los dos leones con una pareja mitológica (Hipómenes y Atalanta) que compitieron en una carrera de velocidad. En la carrera, que tenía como premio la mano de Atalanta, el astuto Hipómenes (inspirado por la diosa del amor) tiro unas manzanas de oro para distraerla, Atalanta conmovida por la belleza de las manzanas se agachó para recogerlas y perdió la carrera.
La unión impía de los amantes dentro de un recinto sagrado irritó a Zeus, quien les convirtió en leones. La diosa Cibeles, más tarde, compadecida de los amantes, los unció a su carro. Así quedan inmortalizados en Madrid, esculpidos en más de diez mil kilogramos de mármol, para que cada vez que observemos la Cibeles recordemos su historia.

Fuente de la Cibeles en un búnker de ladrillos y sacos terreros, 1939 - Portal FuenterrebolloFuente de la Cibeles en un búnker de ladrillos y sacos terreros, 1939
La fuente de la Cibeles se encuentra en la Plaza del mismo nombre. En 1777, a instancias de Carlos III, fue diseñada por el arquitecto José de Hermosilla y Sandoval con fuentes y elementos decorativos de Ventura Rodríguez. En un principio era un carro con la estatua, obra del escultor Francisco Gutiérrez Arribas. Después se añadieron dos leones (Atlanta e Hipomecos), labrados por el escultor francés Roberto Michel. A comienzos del siglo XX se añadieron dos angelitos o amorcillos en la parte trasera del carro que vierten agua de un ánfora, obra de los escultores Miguel Ángel Trilles y Antonio Parera. En la escultura, la diosa y los leones son de mármol cárdeno del pueblo de Montesclaros (Toledo), el resto en piedra de Redueña (cerca de la sierra de La Cabrera, Madrid).
En 1782 se instaló en el Salón del Prado - reforma de Carlos III, promovida por Pedro Pablo Abarca de Bolea 'X Conde de Aranda'- junto al Palacio de Buenavista (Cuartel General del Ejército, edificado en 1777 en la finca del 'Altillo de Buenavista, comprada en 1769 por el duodécimo Duque de Alba), orientada hacia el Paseo del Prado.
En 1895 cambió de sitio y posición para dejarla donde se encuentra actualmente, la diosa Cibeles dejó de mirar a Neptuno y pasó a mirar a la Puerta de Alcalá, se colocó sobre una gradería circular de cuatro peldaños y una verja que impedía el paso directo a la fuente. El cambio de emplazamiento fue muy polémico en su época. La actual plaza pasó a llamarse Plaza de Madrid y en el año 1900 Plaza de Castelar. Durante la Guerra Civil fue tapada con ladrillos y cemento para protegerla de los bombardeos.
Cibeles, diosa frigia, es diosa de la Madre Tierra, adorada en Anatolia desde el neolítico, como la diosa griega Gea, o la diosa romana Magna Mater (la Gran Madre). La diosa es representada en la mitología sobre un carro tirado por dos leones que simboliza la superioridad de la madre Naturaleza.
La leyenda relaciona a los dos leones con una pareja mitológica (Hipómenes y Atalanta) que compitieron en una carrera de velocidad. En la carrera, que tenía como premio la mano de Atalanta, el astuto Hipómenes (inspirado por la diosa del amor) tiro unas manzanas de oro para distraerla, Atalanta conmovida por la belleza de las manzanas se agachó para recogerlas y perdió la carrera.
La unión impía de los amantes dentro de un recinto sagrado irritó a Zeus, quien les convirtió en leones. La diosa Cibeles, más tarde, compadecida de los amantes, los unció a su carro. Así quedan inmortalizados en Madrid, esculpidos en más de diez mil kilogramos de mármol, para que cada vez que observemos la Cibeles recordemos su historia.

 

Exposición Fotográfica en Color del Madrid Antiguo - Ayuntamiento de Madrid: Distrito de Barajas - CSJ. Gloria Fuertes (Del 1 al 15 de Junio de 2010) - Portal Fuenterrebollo
Exposición Fotográfica en Color del Madrid Antiguo
Ayuntamiento de Madrid - Distrito de Barajas - C.S.J. Gloria Fuertes
(Del 1 al 15 de Junio de 2010)

 

 

Fotografías Antiguas en Color Madrid I
Fotos I 

Fotografías Antiguas en Color Madrid II
Fotos II 

Fotografías Antiguas en Color Madrid III
Fotos III 

Fotografías Antiguas en Color Madrid IV
Fotos IV 

Fotografías Antiguas en Color Madrid V
Fotos V 

Fotografías Antiguas en Color Madrid V
Fotos VI 

Fotografías Antiguas en Color Madrid V
Fotos VII 

 

Fotografías Antiguas de Madrid - Portal Fuenterrebollo

Fotografías Antiguas de Madrid

Fotografías Antiguas de Madrid - Portal Fuenterrebollo

Escaléxtric Glorieta Atocha (Madrid)

& Glorieta Atocha 

& Cuatro Caminos 

& Plaza de Lavapiés 

& Galerías Preciados 

& Picasso-Windsor 

Escaléxtric Glorieta Atocha (Madrid)

Torres Paseo Castellana, 2006 

Plaza de las Ventas 

Detalles 

 

Enviar Fotografías Antiguas de Madrid